Quien debe ser el arquero mexicano del 2010?

El reloj del hotel Westin Gaslamp Quarter de San Diego, California, marca las 8:44 p.m. Más de un centenar de personas aguardan la llegada de la selección mexicana que se prepara para las eliminatorias hacia el Mundial de Sudáfrica 2010. La noche es fría, los agentes de seguridad están tensos ante el conglomerado de personas. Finalmente, el Tri hace su arribo y, con ello, desata el júbilo de los fieles aficionados.

Guillermo Ochoa

Mexsport

La carrera de Ochoa está en pleno ascenso
Pero el equipo parece un avión sin su piloto, un barco sin su capitán. La razón es simple: Oswaldo Sánchez no ha hecho el viaje con sus compañeros, aunque se incorporará a la concentración al día siguiente. Y es que el liderazgo que el arquero titular del Santos Laguna, flamante campeón del torneo Clausura Mexicano 2008, le aporta a la selección es innegable.

“Es uno de los líderes de nuestra equipo”, dice Andrés Guardado, quien ha completado hace poco su primera temporada en la liga española con el Deportivo La Coruña. “Su experiencia le aporta mucho a los jugadores jóvenes. Oswaldo es prácticamente una leyenda en el balompié nacional”.

Sánchez debutó como profesional en 1993 con la camiseta del Atlas de Guadalajara. Permaneció con los rojinegros por tres años y sus buenas actuaciones lo llevaron al América, uno de los equipos con mayor convocatoria en México. Con el club “crema” tuvo un desempeño regular, y en 1999 regresó a Guadalajara para jugar con las Chivas, acérrimo rival de sus anteriores equipos por lo que las polémicas en torno a su contratación fueron muchas.

Con el Rebaño Sagrado, Sánchez se convirtió en un futbolista de élite. Rápidamente se ganó el respeto de sus compañeros, pero mejor aún, se ganó el corazón de los aficionados tapatíos. Sin embargo, no fue hasta el Apertura 2006 que Sánchez tocó el cielo con sus guantes al conquistar el campeonato que se le había negado al equipo rojiblanco durante nueve años. “Oswaldo es un gran arquero, con mucha categoría y con una gran trayectoria”, dice Sergio Santana, compañero de Sánchez en ese equipo campeón. Tras el título conseguido, Sánchez se enfrentó a un nuevo reto en su carrera: salvar al Santos del descenso.

El guardameta llegó a Torreón para el Clausura 2007 y se convirtió en el futbolista mejor pagado de todo el fútbol mexicano, devengando un salario de casi dos millones de dólares por temporada. Desde el primer juego, su liderazgo y su capacidad bajo los tres palos quedaron en evidencia. A la postre, sus actuaciones fueron claves para que Santos mantuviera su estatus de equipo de Primera División.

Pero el oriundo de Guadalajara, Jalisco, no llegó a Santos para mantener al equipo en el máximo circuito. Su carácter le prohíbe ser conformista. Por el contrario, le obliga a ser ambicioso.

“Como decimos en Guadalajara, te dan una bicicleta e inmediatamente demandas un carro”, dice Sánchez, con una sonrisa en el rostro. “Muchos me detestan porque estoy obsesionado con ganar”. En el torneo Apertura 2007, cuando las cosas lucían mejor para el equipo “lagunero”, el portero sufrió una luxación en el hombro izquierdo que lo mantuvo separado del plantel durante el resto del torneo. Su ausencia de las canchas coincidió con la explosión de Guillermo Ochoa, quien se adueñó, momentáneamente, de la portería del Tri.

Pero el mundo da muchas vueltas. Para el Clausura 2008 Sánchez se recuperó y Ochoa mostró sus falencias en el torneo Preolímpico de la CONCACAF y en el juego ante la Liga Universitaria de Quito, equipo que eliminó al América de la Copa Libertadores. Por el contrario, Santos se clasificó a la liguilla como sublíder general y, en la ronda final, dejó en el camino a Necaxa, a Monterrey y a Cruz Azul para lograr el tercer campeonato en la historia del equipo “lagunero”. “Fue un año redondo”, dice Sánchez.

A pesar de que Ochoa tiene mucha experiencia en torneos locales e internacionales, su carrera como profesional apenas empieza, mientras que la trayectoria de Sánchez es extensa: 475 partidos en primera división y ha sido titular en 472 de ellos, tres mundiales, galardonado como mejor portero del torneo mexicano en más de una ocasión, dos títulos de la Copa Oro y una medalla de plata en los Juegos Panamericanos de 1995. Pero hay otras virtudes de Oswaldo que son inconmensurables como su carácter, su personalidad y su liderazgo entre otras.

“Oswaldo es un tipo competitivo, ganador, muy decente, íntegro y frontal”, dice Luis García, ex jugador del América y compañero de Sánchez en el Mundial de Francia 1998. “Su principal característica es el liderazgo que ejerce dentro de la cancha. Se la pasa hablando, gritando, motivando; es uno de los mejores porteros que ha tenido México. Como rival, es muy complicado enfrentarlo”.

Los halagos hacia Sánchez son unánimes. Sus rivales lo odian dentro de la cancha, pero al mismo tiempo sienten un profundo respeto por el portero mexicano. “Oswaldo es muy optimista, siempre está pensando en empujar a su equipo, a su defensa y, en general, le da mucha confianza a sus compañeros”, dice Mauricio Cienfuegos, el último gran referente del fútbol salvadoreño. “Cuanto te enfrentas a él, te opacas un poco, especialmente cuando ves que la pelota no entra y que su figura se engrandece con el correr de los minutos”.

Los números de Sánchez son méritos suficientes para ser el arquero titular de México, pero no todo ha sido color de rosa para el tapatío en su etapa con la selección. En el Mundial de Francia 1998, Sánchez compitió con Jorge Campos, quien terminó siendo el titular en dicha competición. Cuatro años más tarde, el buen momento de Sánchez coincidió con el despunte de Oscar Pérez que fue designado para atajar en Corea-Japón 2002. Pero el fútbol como la vida siempre ofrece revanchas.

Oswaldo Sánchez

Mexsport

Sánchez tiene la experiencia de su lado

La tercera fue la vencida. Sánchez llegó a Alemania 2006 como máximo referente del Tri. El representativo mexicano se encontraba concentrado en Göttingen cuando Felipe Sánchez, padre de Oswaldo, falleció debido a un infarto. Pese al doloroso acontecimiento, Sánchez jugó el primer juego de Alemania 2006 ante Irán y el guardameta demostró su compromiso con todo el país. Sólo la muerte de su padre puso en duda su actuación en la justa mundialista porque dentro del campo hizo los deberes para lograr la titularidad. “El fútbol requiere dedicación, disciplina, trabajo y constancia”, dice Oswaldo. Tuvieron que pasar 13 años para que Sánchez cumpliera su sueño de disputar un mundial.

Sin embargo, él no se conforma y ahora quiere disputar el Mundial de Sudáfrica 2010. Quiere ser el titular en esa justa deportiva. Quiere ser el líder que guíe a México a ese famoso juego de cuartos de final. Pero cuando ese momento llegue, Sánchez tendrá 36 años. Su reto más grande será ganarle la partida a Ochoa. El joven arquero americanista es una garantía en el arco. A pesar de su corta edad, ya tiene experiencia en Copa América, Copa Sudamericana, Copa Libertadores y en la liga local su calidad está más que comprobada. A diferencia del arquero “santista”, “Memo” llegará al Mundial con 24 años de edad.

La eliminatoria de la Concacaf hacia Sudáfrica 2010 está en marcha y con ello se ha desatado la polémica, el debate y la controversia que genera la pregunta sobre quién debe ser el portero titular de México, ¿Oswaldo Sánchez o Guillermo Ochoa? Hay opiniones encontradas, y es difícil unificar criterios y ese será el primer gran acertijo que Sven Goran Eriksson tendrá que resolver.

Pero para Carlos Salcido la respuesta es simple: “Oswaldo es el mejor portero de México”, dice el integrante de la selección mexicana y jugador del PSV Eindhoven de Holanda. “Es un líder y su experiencia siempre es determinante”.

Sánchez ha vivido en carne propia lo que significa ser suplente en una Copa del Mundo, debido a que le ha tocado observar, desde el banco, ocho juegos de ese tipo y la experiencia no es del todo grata. “Quiero ser titular en Sudáfrica 2010 y después me retiro del fútbol”, afirma Sánchez.

El reloj del hotel Westin de la ciudad de Chicago marca las 2:35 a.m. Han transcurrido casi seis días desde nuestro primer encuentro con Sánchez. Miembros de la selección mexicana se meten en problemas por tener la música en un volumen alto. La policía de Chicago está a punto de arrestar a varios futbolistas, pero aparece Sánchez en escena para tranquilizar las cosas. El arquero, tal y como lo hace dentro de la cancha, defiende a sus compañeros; aboga por ellos. Pero Sánchez olvida que la policía de EE.UU. no lo conoce. El guardameta termina siendo detenido por los agentes y a su regreso a México no delata a sus compañeros y se niega a dar los nombres de los implicados.

El debate sobre si Sánchez debe ser el arquero titular de México continuará y, a buen seguro, los criterios divergirán, pero hay dos cosas en las que el guardameta de Santos aventaja a Ochoa: liderazgo y experiencia. ¿Serán esos motivos suficientes para superar a Ochoa?

ESPN DEPORTES LA REVISTA
• Esta nota forma parte de la edición
de julio 2008 en Estados Unidos.
Para suscribirte, haz click aquí

¿Oswaldo Sánchez o Guillermo Ochoa? Esta es la disyuntiva en México. Rafael Puente, ex guardameta del América, Atlante y de la selección mexicana y ahora analista de ESPN Deportes, examina a fondo a los dos mejores arqueros de México.

JUEGO AÉREO
OS: Es lo que menos domina- 6
GO: Tiene margen para mejorar- 6

JUEGO CON LOS PIES
OS: No se complica, pero no es algo que domina con plenitud- 6
GO: Sin ser un virtuoso con los pies, lo hace bien- 7

CAPACIDAD DE ACHIQUE
OS: Es muy valiente, nunca voltea la cara y siempre acorta muy bien la distancia con el atacante en el tiempo justo- 10
GO: Acorta menos la distancia con el contrario, pero tiene muchos recursos para reaccionar- 9

REFLEJOS
OS: Efectivo, con muy buena reacción y siempre está muy atento. Poco acostumbrado a salir a las afueras del área y eso lo ha convertido en un portero muy confiable bajo los tres postes- 9
GO: Con condiciones similares a las de Oswaldo. Juega sobre la raya, pero confiado en sus excelentes facultades de reacción, alcance y tiene una gran respuesta ante los disparos en corto- 9

LIDERAZGO
OS: Su rodaje, su madurez y su experiencia lo hacen insuperable en ese rubro- 10
OG: A su corta edad es el referente del América, pero le hace falta un poco de experiencia- 9

CAMINANDO LA PORTERÍA
OS: Sus recorridos son precisos- 9
GO: En sus inicios le costaba un poco, pero ha mejorado notablemente- 9

PUNTUACIÓN TOTAL
OS: 50
GO: 49

¿QUIEN DEBE SER EL TITULAR EN 2010? Rafael Puente: Guillermo Ochoa debido a que su carrera va en asceso.

~ by Ozl on July 4, 2008.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: